Sobre Desastres en Ingeniería Civil

Probablemente, muchos han leído o visto con desazón  la noticia del hundimiento de un túnel en Andorra

Estamos tan acostumbrados al dominio que tenemos sobre los procesos de diseño y constructivos, que nos olvidamos de la fragilidad que tiene el equilibrio en la naturaleza. Para nuestra desgracia, el grado de desorden en el universo siempre  tiende a aumentar.

A raíz de la luctuosa noticia, recupero un hermoso vídeo en el que se pueden ver los efectos  de una sencilla brisa sobre el periodo de oscilación de un puente de acero y hormigón. Algo así como ver a un niño balancearse con su propio impulso en un columpio. Se trata del afamado puente de Tacoma que se derrumbó en 1940 al poco de su inauguración.

No se preocupen, gracias a este puente se aprendió mucho de su caída y no tenemos casos tan singulares desde entonces.

No habría que olvidarsin embargo  que lo que aparentemente es tan sencillo como ir in coche con seguridad de una ciudad a otra, otra implica un alto grado de desarrollo y trabajo por parte de la sociedad. 🙂

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s